El desafío para la Industria del Caballo en la Argentina es nuevamente
"Trabajar en forma INTEGRADA, HACIENDO QUE LAS COSAS PASEN"
Este año ¿lo lograremos?
Mario López Oliva

jueves, 3 de abril de 2008

Sólo el mejor caballo del mundo pudo con Asiatic Boy

La Nación

Sólo el mejor caballo del mundo pudo con Asiatic Boy

Curlin lo privó del éxito al argentino, la noche en la que Honour Devil se adjudicó el Derby de Dubai.


DUBAI.-"Fue un gran día para usted", le dijo LA NACION a Mike de Kock, y el entrenador sudafricano contestó: "Fue un gran día para la Argentina también". Habían pasado unos minutos desde que Asiatic Boy había terminado segundo de Curlin en la Dubai World Cup, y algunas horas desde que Honour Devil se había quedado con el Derby. Los dos, con actuaciones para conmover. Los dos, con la marca de nuestro país en cada brazada, que los llevó a altísimo nivel.

Está claro que hay caballos luchadores y otros a los que les sobra motor, talento, capacidad atlética. Ayer, de aquel lado estuvieron los argentinos. Con mentalidad ganadora inclaudicable y fiereza para defender lo suyo. Del otro, está Curlin. Desde que se supo que lo traerían a la Copa del Mundo, el mejor caballo de 2007 en los Estados Unidos era un ganador cantado. Pero también lo era Bernardini hace un año, cuando a Invasor se le ocurrió que debía callar a la mayoría. Entonces, ayer cabía la esperanza de que el triplecoronado de Dubai de la temporada pasada lo pusiera en peligro.

No pudo Asiatic Boy, aunque su entrega debe destacarse. Tanto, que ya se piensa en una revancha, algo que se parece demasiado a una utopía, porque el terreno será la Breeders Cup, en Santa Anita. Con Curlin de local. De todas formas, la merece el caballo que crió Arroyo de Luna. Se metió entre Well Armed y Curlin para formar un tridente en la punta de la carrera. Aguantó a dos pesos pesados con el alma, más que con las patas. Y en eso mucho tuvo que ver John Murtagh, el jockey.

Cuando entraron en la recta, Curlin levitó hacia el primer puesto. A su lado, Asiatic Boy era lo opuesto. La fusta chocaba con su anca y él respondía, pero Well Armed le había sacado ventaja, ya hablando del segundo puesto. Curlin estaba en otra cosa. Ni transpiraba en medio del calor. El jinete irlandés le pidió más al hijo de Not for Sale. Los aplausos que se oían eran para el que tenía asegurada la victoria, pero bien pudieron ser para el argentino, que a menos de 100 metros del disco quebró a Well Armed. Los dos, muy lejos de Curlin. A siete cuerpos y tres cuartos, Asiatic Boy.

Tres horas antes, Honour Devil fue la síntesis de lo que ofrecerían Curlin y Asiatic Boy. Tuvo velocidad para respaldar su tremenda confianza. Si se lo observa correr, se podrá entender que sí, que un caballo puede tener esa cualidad. El zaino que debe estar llenando de orgullo a Juan Carlos Bagó, su criador, vino expectante, más de lo que podía preverse. Otra vez, era Murtagh el que llevaba las riendas. Las del caballo y las del corazón de los argentinos que estaban en Nad al Sheba.

Hubo un momento en que quedó encerrado por dentro. Fue cuando tenía adelante a Royal Vintage, ese caballo con el que convive en el stud de Mike de Kock y que le había ganado en la anterior, dejándolo sin el invicto. Después, casi pisando el derecho, apareció abierto. Fue un alivio. En esa recta, Honour Devil arrasó. Cuando tuvo que corajear , fue Asiatic Boy. Cuando tuvo que definir, fue Curlin. Por segunda vez consecutiva, un caballo nuestro gana el UAE Derby (G 2-1800 metros). Su dueño, el jeque Mohammed bin Khalifa al-Maktoum, se llevó 1,2 millones de dólares, al que hay que agregarle la misma suma por el segundo de Asiatic Boy. Para él, esto no es cuestión de plata.

La tarde y noche de Dubai se devoró la suerte de Latency. En el Sheema Classic (G 1-2400 m-césped), el zaino confirmó cada comentario que se oía sin ser oficializado. No estaba bien. Encima, su entrenador, Juan Udaondo, hizo referencia a una lesión de los últimos días. Julio César Méndez le dio al hijo de Slew Gin Fizz el mejor desarrollo posible. Lo dejó por dentro; lógico tras largar desde la puerta uno, y lo mantuvo expectante, nunca más atrás del sexto puesto.

Con el amor propio de un caballo fuera de serie, seguía bien ubicado en el codo, ahora abierto. En la recta estaba dominando Sun Classique. Latency empezó a decaer sin remedio. Incluso le dieron algún golpecito para terminar de sacarlo del camino, aunque ya no tenía posibilidades. Cruzó undécimo el disco.

Un detalle. Sun Classique es entrenado por Mike de Kock. El hombre que domina desde hace algunos años entre los cuidadores de este desierto lleno de riqueza. Por esto también fue su gran día. Un par de caballos criados en la Argentina le dieron una mano.

  • El contraste entre Prado y Godolphin
    Entre las particularidades que ofreció la jornada estuvieron la eficacia de Edgar Prado y la decepción de Godolphin. El peruano fue por primera vez a Dubai y ganó en las dos pruebas que montó, la Mile (Diamond Strike) y la Golden Shaheen (Benny the Bull), mientras que la caballeriza con más triunfos en la historia de la serie no pudo festejar con once caballos.


Por Gustavo S. González
Enviado especial
Publicar un comentario en la entrada

Caballos y Opinion. Video News

google287c94251aa248c6.html

Racehorses get jet lag when traveling?

Racehorses get jet lag when traveling? por CNN_International Horses are flown around the world to compete and that raises a few intriguing questions. Andrew Stevens reports.
Racehorses get jet lag when traveling? por CNN_International