El desafío para la Industria del Caballo en la Argentina es nuevamente
"Trabajar en forma INTEGRADA, HACIENDO QUE LAS COSAS PASEN"
Este año ¿lo lograremos?
Mario López Oliva

lunes, 7 de julio de 2008

A caballo hasta Covadonga Cuarenta y cinco personas realizan la tradicional ruta desde Oviedo, organizada por la Asociación Asturiana de Carreras

A caballo hasta Covadonga Cuarenta y cinco personas realizan la tradicional ruta desde Oviedo, organizada por la Asociación Asturiana de Carreras

Llames de Parres (Parres), Bárbara MORÁN
Desde 1996, los miembros de la Asociación Asturiana de Carreras de Caballos inauguran la temporada estival con una excursión de dos días con destino obligado para muchos asturianos, Covadonga. Por ser amantes del mundo ecuestre y poseer todos caballo, algunos para competir y otros simplemente como afición, el viaje lo realizan como no podía ser de otra forma a lomos de sus inseparables compañeros.

Un total de cuarenta y cinco caballos participaron el pasado domingo en este especial encuentro que ya es una tradición para el grupo y que siempre cumple el mismo ritual. El sábado hacen noche en la Posada de La Venta situada en la localidad parraguesa de Llames de Parres y el domingo a primera hora emprenden el viaje por caminos de monte hacia Covadonga, atravesando un paisaje que todos aseguran tiene más de idílico que de real y haciendo escala en los lugares más emblemáticos de los 100 kilómetros de ruta, como por ejemplo, en Cangas de Onís.

Después de hacer noche en la Posada de La Venta y de coger fuerzas con la comida cien por cien casera que elaboran en la misma, los cuarenta y cinto participantes partieron a primera hora rumbo a Covadonga para finalizar su viaje. «Hacemos noche en este lugar porque nos permite tener a los caballos con suficiente espacio y después continuamos el viaje en rigurosa fila india hasta Covadonga, una actividad que es ya una cita obligada para muchos afiliados y que cada año logra atraer a nuevos asistentes, un fin de semana en el que todos disfrutamos del paisaje y de nuestra afición preferida», asegura Champi, presidente del colectivo.

Muchos son los que deciden repetir cada año esta experiencia, es el caso del praviano Avelino Fernández que afirma: «Lo que más me gusta es sin duda el paisaje y disfrutar de la convivencia con el resto de socios, después de cinco años asistiendo sólo puedo recomendar la aventura porque conoces Asturias desde otro punto de vista y atravesando un paisaje con espectaculares vistas».

Además de participantes asiduos, en esta ocasión también los hubo que asistían por primera vez. Es el caso de la gijonesa Marta Ordás y el avilesino Alejandro García, ambos principiantes en este peculiar viaje, aseguraron «estar encantados con la experiencia», al tiempo que confirmaron su regreso el año que viene.

Al mediodía los cuarenta y cinco jinetes llegaron a Covadonga para cumplir con el final del trayecto, hacer una ofrenda floral a la Santina, una llegada que acaparó la atención de los numerosos turistas que en la jornada del domingo visitaban el lugar. Después de la aventura todos se mostraron orgullosos por haber estado un año más justo en el lugar en el que querían estar.

Una aventura para apasionados de la hípica que cada año se simboliza con una camiseta conmemorativa del viaje, de momento los participantes ya acumulan unas cuantas en su fondo del armario que cada vez que miran aseguran, les trae muy buenos recuerdos.
Publicar un comentario en la entrada

Caballos y Opinion. Video News

google287c94251aa248c6.html

Racehorses get jet lag when traveling?

Racehorses get jet lag when traveling? por CNN_International Horses are flown around the world to compete and that raises a few intriguing questions. Andrew Stevens reports.
Racehorses get jet lag when traveling? por CNN_International