El desafío para la Industria del Caballo en la Argentina es nuevamente
"Trabajar en forma INTEGRADA, HACIENDO QUE LAS COSAS PASEN"
Este año ¿lo lograremos?
Mario López Oliva

domingo, 2 de noviembre de 2008

Extranjeros en tierra adentro: el nuevo sueño americano

El Acontecer Diario - Durazno,Durazno,Uruguay


25.10.2008 | Un día allá en Mónaco, en las costas más azules del Mediterráneo, un hombre nacido en Argelia pero francés por adopción, quiso comprar un campo. Yves se llamaba. De cara al sol y al placer del balneario más exclusivo del viejo continente, pensó en las verdes praderas de la lejana América del Sur.
Por: Dino Capelli
Giró en su reposera y ubicó a un viejo amigo. Con Guillermo compartieron deportes, fiestas, actividades de la nobleza y de la realeza monegasca y española.

"Quiero comprar un campo en América del Sur" dijo Yvez, ya decidido.

Guillermo lo escuchó y no dijo nada, sólo asintió.

"Quiero comprar un campo en tu país, en Argentina", aseguró Yves, el francés casado con una dama española, mientras pensaba en la Patagonia.

Entonces Guillermo le dijo "mejor comprá en Uruguay, es más seguro, es un país más confiable".

Yves se sorprendió un poco, pero asimiló el consejo y pensó en poner manos a la obra, minutos más tarde. Tras el breve diálogo, ambos cerraron los ojos al sol y abrieron los bolsillos a los negocios.

El francés se llama Paul Yves Ventura, empresario francés casado con una condesa española. El tal Guillermo es nada más y nada menos que el múltiple campeón Guillermo Vilas, tenista argentino de paseo por el primer mundo.

Las historias de hoy

Palabras más o menos, así fue que la aventura de un europeo comenzó en Uruguay. Cuenta ahora, a la distancia de los años que no son muchos más que tres o cuatro, Yves que comenzó a buscar en Internet. Encontró un campo acorde a sus gustos y a sus necesidades. Entonces fletó un avión desde allá a lo lejos y llegó acá a lo cerca. En Carrasco rentó otra nave y sobrevoló el campo. Desde arriba, desde el aire, la zona de Polanco del Yí (límites de los departamentos de Durazno y Florida con costas sobre el río Yí) era de un verde intenso. Desde arriba no se aprecian los índices coneat y las productividades, pero los datos eran reales y el negocio auguraba. Entonces lo hizo. Compró el campo a distancia, y cuando todo estuvo liquidado, viajó al Uruguay para pisar tierra firme y comenzar el proyecto.

Nacía así la primer forma de negocio de La T de Oro (Tobaland) en el país. Nacía así la historia de "El Francés" en la zona Sur del departamento de Durazno.

Hasta de Luxemburgo

Flores es un departamento pequeño, tan pequeño que se lo conoce por una ciudad –su capital, Trinidad– y pocas poblaciones más.

Sin embargo sus campos hoy se nutren de extranjeros. El Intendente Armando Casteingdebat dijo un día que “hay una industria de turismo campestre con gran impacto en Durazno y Flores y eso demanda hotelería, servicios. Si bien es zafral, cada vez es más grande la temporada pues está relacionada al turismo de caza. Hay en Flores, actualmente, emprendimientos de austríacos, norteamericanos, gente de Luxemburgo, de España y de Francia que ya está radicada en la zona. Compró, tiene sus cotos y sus albergues y eso tiene un gran impacto en la economía y en el movimiento del departamento”.

En Flores hoy los restaurantes están preparados en tal sentido, y en los hoteles de la capital departamental se piensa en dólares y en pesos argentinos. “Lo que pasa que hay mucho argentino radicado en la zona, muchas estancias que son propiedad de ellos”, argumentan los operadores.

Entre novillos, un inglés

Terry Jhonson es inglés en toda la extensión de la palabra. Caballerosidad, ángulo y facciones de la cara. El corte recto del mentón denota firmeza y un sentido de mando que se trasunta en reuniones con empresarios del continente. Terry viste impecablemente, como todo inglés, y aún entre los yuyos traslada elegancia. Es el hombre fuerte del frigorífico Breeders & Packers, la obra seca en construcción más grande del país.

La inversión es la mayor para un frigorífico en todo el continente, y los 50 millones de dólares se estarían quedando cortos ante tanto edificio, tanta manga y corral, tanta inversión en el límite de Durazno y Flores.

Es un inglés en Uruguay, y ahora no solamente llega para reuniones, definiciones o inauguraciones. Ahora cada vez está más. Un extranjero en el país de las inversiones.

Españoles en bienes raíces

Los españoles apuestan por la compra inmobiliaria en mercados extranjeros y Uruguay es un objetivo preferente. Así se vislumbra el país desde mediados del año 2007, al punto que Argentina dejó de ser el principal inversor inmobiliario, comercial y hotelero en el exclusivo Punta del Este uruguayo. Ahora, según resaltan desde el propio municipio de Maldonado, las valijas repletas de dinero llegan desde Europa, principalmente desde España, seguida por Inglaterra, Francia y Bélgica.

“Los españoles que viajamos allí con frecuencia, podemos escuchar con cierto orgullo como los locales utilizan en muchas ocasiones la palabra español, como sinónimo de inversor: no es infrecuente que al preguntar por cualquiera de los inmuebles más significativos la respuesta sea 'esto lo ha comprado un español o pertenece a un grupo inversor español”.

Así lo dicen ellos, el caso de R.Redondo en su calidad de director de Cenyt Mercosur.

¿Qué ofrece el país con forma de corazón?, nos preguntamos los que no podemos entender tal ansiedad.

“Uruguay ofrece, estabilidad política y económica; no se discrimina entre inversor extranjero y local y no se restringe la repatriación de capitales. Además confluyen otros factores como la inexistencia de conflictos raciales, sociales y religiosos; de desastres naturales, o amenazas terroristas. El país tiene un alto nivel de educación y cuenta con recursos humanos altamente competitivos (relación coste-capacitación). Pero en realidad lo que atrae a los inversores inmobiliarios es la posibilidad de obtener una buena rentabilidad en un entorno seguro”.

Las estancias turísticas, afectadas al turismo rural, se ubican en todo el territorio nacional. Una de ellas es La Isabela, abierta cada año desde octubre hasta marzo al turismo extranjero exclusivamente, anunció que está completa durante las temporadas 2008 y 2009.

La Isabela está en Durazno, en la zona de Polanco sobre el río Yí.

Se trata de una finca de 334 hectáreas, apta para la cría extensiva de bovinos y ovinos. Es un paseo de 300 metros, bordeado de eucaliptos cuarentones, lleva a la Plaza del 29 de Octubre, punto de partida de las excursiones en auto o a caballo.

Ahí se encuentran el gran Jaccuzi y el Solarium, punto de encuentro durante el día, estación de observación de las constelaciones y de la vía láctea de noche.

En la sala de billar los huéspedes disputan los torneos, el comedor, donde pueden reunirse hasta doce comensales alrededor de su gran mesa, tiene una barbacoa para las parrilladas tradicionales con brasas de pino o eucalipto. La casa de los huéspedes, de 400 metros cuadrados, también con techo de quincho, alberga en la planta baja el gran salón comedor con su bar, el hall de entrada frecuentado por los internautas que usan la conexión satelital para mandar y recibir sus correos electrónicos y la escalera que sube al Rincón de los Sueños y a las tres habitaciones: Azul al Norte, Verde al Sur, Roja al Este.

Y así los dólares se van, y así los dólares se quedan. Entre italianos, españoles, franceses, ingleses. Extranjeros en Uruguay, a la búsqueda del sueño americano.
Publicar un comentario en la entrada

Caballos y Opinion. Video News

google287c94251aa248c6.html

Racehorses get jet lag when traveling?

Racehorses get jet lag when traveling? por CNN_International Horses are flown around the world to compete and that raises a few intriguing questions. Andrew Stevens reports.
Racehorses get jet lag when traveling? por CNN_International