El desafío para la Industria del Caballo en la Argentina es nuevamente
"Trabajar en forma INTEGRADA, HACIENDO QUE LAS COSAS PASEN"
Este año ¿lo lograremos?
Mario López Oliva

sábado, 27 de diciembre de 2008

La unidad del turf es lo que vale

Lanacion.com (Argentina) - Argentina

Para el presidente del Jockey Club, se necesitan dirigentes que sepan resolver sus diferencias sectoriales sin tomar de rehén a la hípica

Por Julio Guimaraes
De la Redacción de LA NACION

Se lo ve satisfecho a Bruno Quintana 48 horas después del Gran Premio Carlos Pellegrini. Satisfecho, pero no relajado.

Quintana es de los que ya piensan en las próximas ediciones de un evento que es tan importante para consumo interno como vidriera del turf argentino en el plano externo. Su relax es de cinco minutos y después sigue.

El presidente del Jockey Club pasa revista a la jornada internacional del sábado último y no se detiene más de la cuenta en el detalle de una recaudación en concepto de apuestas que batió el récord nacional: más de 5 millones de pesos.

"Quería una fiesta para que la gente viniera al hipódromo, lo pasara bien y viera de qué se trata la industria hípica, así después vuelve. Y eso se logró, ¿no es cierto?", consulta al cronista, aunque en lo íntimo sabe la respuesta: casi 70.000 almas en las tribunas.

Pero no todo es color de rosa. Pensando en las nuevas generaciones del turf, Quintana quisiera que toda la dirigencia hípica nacional viera más allá del aquí y ahora. "Es necesario que haya sectores que sepan resolver sus diferencias sin afectar o tomar de rehén a la hípica", dice, y alude a los problemas de coyuntura entre entrenadores y peones por cuestiones salariales.

No hay duda de que la crisis económica mundial golpeará cada puerta. Tampoco, de que muchos intentarán hacer del problema una oportunidad. "Se pueden sacar oportunidades de las crisis", apunta el dirigente. "Nosotros tenemos ventajas comparativas con otros países en lo que respecta a algunos aspectos del turf. Por ejemplo, tenemos costos, precios más competitivos", agrega.

"Por lo general, muchos caballos se venden para afuera, pero mañana se puede dar la situación de que los capitales extranjeros compren y dejen los caballos acá; el nuestro también puede ser un turf que ponga valor agregado."

De aquellos tiempos en los que la hípica tenía una participación mayor al 20 % en el volumen del juego que se producía en el país, a la actual incidencia por debajo del digito, mucho cambió en materia de divertimentos.

Y seguirán cambiando, y rodeando la manzana de la hípica, si prospera un proyecto bonaerense para captar apuestas on line sobre resultados deportivos. Quintana, que entiende al turf como un espectáculo deportivo, sostiene que hay que estar atentos y preparados para lo que viene.

Vuelve a hablar del Pellegrini, la competencia que encandiló a Louis Romanet, el presidente de la Federación Internacional de Autoridades Hípicas.

"Me decían que no se estilaba, pero yo sentía que antes de largarse la carrera tenía que acercarme a cada señor jockey, agradecerle en forma personal y desearles suerte; ellos también son el espectáculo" dice y demuestra que no trabaja para el bronce.


Publicar un comentario en la entrada

Caballos y Opinion. Video News

google287c94251aa248c6.html

Racehorses get jet lag when traveling?

Racehorses get jet lag when traveling? por CNN_International Horses are flown around the world to compete and that raises a few intriguing questions. Andrew Stevens reports.
Racehorses get jet lag when traveling? por CNN_International