El desafío para la Industria del Caballo en la Argentina es nuevamente
"Trabajar en forma INTEGRADA, HACIENDO QUE LAS COSAS PASEN"
Este año ¿lo lograremos?
Mario López Oliva

domingo, 18 de enero de 2009

Con el honor intacto

Lanacion.com (Argentina) - Argentina

Sin su hermano Nicolás, Facundo mantuvo el apellido Taberna en lo más alto al consagrarse con El Siasgo

Por Alejo Miranda
De la Redacción de LA NACION

El apellido Taberna es, desde hace varios años ya, sinónimo de pato. Resulta extraño, no obstante, mencionar el nombre de Facundo separado del de Nicolás, su hermano mayor.

El triunfo de El Siasgo Ford Camiones por 23-17 ante El Fogón-El Relincho, en la definición del 67º Campeonato Argentino Abierto de Pato, significó para Joaquín Facundo Taberna (26 años) la conquista de su tercer Pato de Plata, el trofeo más preciado de la temporada del deporte nacional. Ya se había consagrado en 2001, jugando para Barracas al Sur, y en 2006, con General Las Heras (curiosamente, ante El Siasgo), siempre al lado de su hermano. "La diferencia con este título es que no estuvo Nicolás. Para mí, es feo jugar sin él. Entrar en la cancha sabiendo que él está al lado te simplifica todo. Es el mejor jugador del momento, y no lo digo porque sea mi hermano [tiene 10 goles de handicap]. Muchas veces tuve que armar el juego, y mirar para los costados y que él no esté es bravo. Pero la verdad, tanto Eduardito [de Araquistain] como Nacho [Ignacio Simone] y Checho [Sergio Pedretti] jugaron un partidazo; unos monstruos."

La negativa de Nicolás (31) a jugar el Abierto ("tras las semifinales del año pasado se enojó con la Federación por los arbitrajes y no quiso jugar", contó Facundo) lo obligó a buscar un nuevo equipo. Entonces surgió el ofrecimiento de Araquistain para sumarse al club de Villanueva (localidad bonaerense a 110 km de la Capital). "El armado del equipo fue raro. Yo jugué siempre en contra de El Siasgo, jugamos finales en contra, siempre a muerte. Con Checho habíamos quedado colgados y nos llamó Eduardito. Después hablamos con Nacho, porque el tema era conseguir sponsors, y arreglamos con Ford Camiones, que nos dio una mano bárbara para llegar hasta acá."

Sin su hermano, Facundo debió asumir el rol de conductor y líder del equipo. La función no le pesó: los resultados están a la vista. Flaco, desgarbado, de estatura baja (no más de 1,70m), ostenta ocho goles de handicap que seguramente, cuando se conozcan las modificaciones esta semana, serán más. La final la jugó con el hombro izquierdo dislocado, por un golpe contra el poste del aro sufrido en la semifinal. Aquel encuentro, ante Barrancas del Salado, fue uno de los puntos oscuros de este Abierto: en la cancha dominaron las acciones violentas y el ingreso de espectadores en el campo para recriminar a jugadores y árbitros dejó una imagen patética.

"Se jugó fuerte, sí", admitió. "Pero el problema lo armó la gente de ellos, que se metió a protestar y agredirnos. Se enojaron cuando choqué con [Guillermo] Montero en el primer tiempo, pero fue falta de él: se cruzó en mi línea."

Considerado el primo pobre del polo, el pato es un deporte caro que exige grandes sacrificios a quienes lo practican. Facundo, que trabaja en el tambo de su padre, no es una excepción: "Es bravísimo. Tenés que estar todo el día con los caballos y a veces te obliga a abandonar el laburo. Para colmo, la final se atrasó dos semanas por el clima. Fue un esfuerzo muy grande que hicimos durante tres meses. Un día de la semana entrenábamos en Las Heras y otro en Brandsen (a 100 km), en el campo de Nacho Simone. Es mucho viaje, para los caballos sobre todo. Hay que agradecerles a los petiseros que están todos los días con los caballos. El 24 a la noche y el 25 no pudieron ni ir a su casa para festejar las Fiestas. La mitad del triunfo es de ellos, de la gente que nos dio caballos y de los sponsors".

Así, la conquista adquiere un valor extra. "Llegar a ganar, con el esfuerzo que nos costó, y jugar tan bien como lo hicimos es una doble satisfacción. Porque la verdad es que jugamos muy bien", dijo feliz. En la mesa de Año Nuevo, motivos para brindar no le faltaron.

-¿Cómo festejaron la conquista?

-Ese sábado, de Palermo nos fuimos al campo de Nacho a Brandsen e hicimos un asado con vino, cerveza, champagne. Fue toda la gente de El Siasgo, como 200 o 300 personas. Estuvimos festejando hasta las 5 o 6 de la mañana.

-¿Van a repetir la formación en 2009 o pensás volver a jugar con Nicolás?

-Todavía no se habló nada. Ahora vamos a jugar la temporada de bajo handicap y a mitad de año nos sentaremos a hablar. Equipo que gana no se toca, dicen.

  • "Nos costó, pero fuimos justos ganadores"
    Aunque el score de la final ante El Fogón-El Relincho fue amplio (23-17), no refleja lo parejo que fue el partido. "Pasó lo contrario de lo que planeamos. Esperábamos sacar la diferencia al principio y que ellos se desesperaran, pero hasta el tercer tiempo erramos mucho", contó Taberna. "Después pudimos abrir la cancha y dominamos nosotros. Nos costó, pero fuimos justos ganadores."

Publicar un comentario en la entrada

Caballos y Opinion. Video News

google287c94251aa248c6.html

Racehorses get jet lag when traveling?

Racehorses get jet lag when traveling? por CNN_International Horses are flown around the world to compete and that raises a few intriguing questions. Andrew Stevens reports.
Racehorses get jet lag when traveling? por CNN_International