El desafío para la Industria del Caballo en la Argentina es nuevamente
"Trabajar en forma INTEGRADA, HACIENDO QUE LAS COSAS PASEN"
Este año ¿lo lograremos?
Mario López Oliva

jueves, 15 de enero de 2009

Mallo, siempre campeón

lanacion.com.ar


El jinete y su visión de la hípica nacional, tras su sexto título máximo.

Existe una fórmula secreta para ser campeón? Si hubiera alguien capaz de conocerla, ése sería Martín Mallo, que en diciembre último se consagró campeón nacional de salto por tercera vez consecutiva, con lo que sumó un total de seis títulos máximos de la equitación argentina.

La pregunta le provoca una sonrisa. Después, contesta con la seriedad que lo ha marcado durante toda su carrera hípica. "La experiencia es sumamente importante", destaca Mallo. "Es imprescindible mantenerse muy sereno, que no lo traicionen a uno los nervios. Un campeonato de tres pruebas _señala_ no es igual a una competencia aislada. En la final, aumentan la responsabilidad y la tensión. Hay poco margen de error."

Para Mallo también juega un papel importante el hecho de contar con un caballo "limpio" -es decir, que no le gusta voltear obstáculos- y de calidad, para afrontar cinco recorridos exigentes en pocos días. Twitch Calindo, el ejemplar alemán con el cual Mallo ganó los últimos dos años, demostró su categoría al recuperarse de un shock anafiláctico producido por una inyección de vitaminas que lo llevó al borde de la muerte un mes antes del campeonato nacional.

"Por casualidad, en ese momento se hallaba en el Club Hípico Argentino su veterinario, el doctor Horacio Páez, que lo salvó", cuenta el jinete. Como consecuencia, el caballo, propiedad de Mallo y de Germán Brucco, quedó descompensado y hubo que tratarlo sistemáticamente.

El primer fin de semana de diciembre regresó con gloria a las pistas, al clasificarse cuarto en el Gran Premio de la República Argentina. Esta actuación alentó las esperanzas que tenía Mallo de retener el título nacional. Y así resultó: lo obtuvo por tercera ocasión consecutiva.

¿Cómo ve hoy la equitación argentina este jinete de 50 años, que ha ganado todas las pruebas importantes del país? "No estamos mal, pero sí lejos de poder arrimarnos al primer mundo hípico", opina Mallo. "Es muy costoso saltar en el exterior y se hace todo a pulmón. Estamos en un nivel bastante amateur en los premios, que apenas cubren los gastos", expresa.

"Además, faltan caballos para competir en el mejor nivel internacional. Montar caballos importados no es una moda: es una necesidad", enfatiza. Y reconoce que ahora se cría específicamente para obtener ejemplares de salto, pero aclara que se debe esperar generaciones para evaluar los resultados.

En lo que se refiere a jinetes, Mallo señala con satisfacción que viene asomándose una generación de jóvenes, lo que es un buen augurio para la equitación argentina.

¿Qué planes tiene para el futuro? "Pienso seguir saltando mientras me dé el físico y tenga caballos. El hipismo es una gran pasión para mí", dice. Mallo admite que es un deporte que da satisfacciones pero también tiene sus sinsabores. "Todo lo que pasa en contra tiene que ser un estímulo para seguir adelante. Se aprende de las derrotas."

Sabias palabras de un verdadero campeón.

Por Kim Mandel
Publicar un comentario en la entrada

Caballos y Opinion. Video News

google287c94251aa248c6.html

Racehorses get jet lag when traveling?

Racehorses get jet lag when traveling? por CNN_International Horses are flown around the world to compete and that raises a few intriguing questions. Andrew Stevens reports.
Racehorses get jet lag when traveling? por CNN_International