El desafío para la Industria del Caballo en la Argentina es nuevamente
"Trabajar en forma INTEGRADA, HACIENDO QUE LAS COSAS PASEN"
Este año ¿lo lograremos?
Mario López Oliva

viernes, 21 de marzo de 2008

España, ÁLVARO GIMENO PREGONERO DE LAS SIETE PALABRAS

ÁLVARO GIMENO PREGONERO DE LAS SIETE PALABRAS
«Mi madre decía que para ser pregonero hay que apellidarse Gimeno»Despierta la ciudad, es Viernes Santo; solemne el pregonar del pregonero anuncia que, clavado en un madero, en la Plaza Mayor quien te amó tanto hoy te espera a las doce; ve por cuanto su palabra y su Silencio son sendero para alcanzar el triunfo verdadero, y no el ficticio que causa desencanto. Por recibir del Hijo el testamento de pie, junto a la Cruz, está la Madre; y si ayer fue el amor su mandamiento Siete Palabras rasgan hoy el viento. Escucha el Silencio solemne del Padre y la voz del Hijo, en su postrer [momento. José María Moretón García

Álvaro Gimeno se levanta desde 1991 a las cinco y media de la mañana cada Viernes Santo. Este jinete, de 31 años y abogado de profesión, invitará hoy a miles de personas a que acudan a la Plaza Mayor para escuchar el Sermón de las Siete Palabras. Desde las ocho y media de la mañana, entonará de viva voz un especial soneto por las calles de Valladolid y en acompañamiento de un séquito de cofrades.

-¿Siente nervios al saber que protagoniza uno de los actos más emotivos de la Semana Santa?

-Aunque parezca mentira, muy pocos. En parte, porque la primera vez que participé en el pregón era un niño. Recuerdo que cuando me destapé la cara, un periodista de la radio exclamó: «¿pero si es un crío!». Con 14 años me vistieron de cofrade y me pusieron a leer un soneto en mitad de la Plaza Mayor, ni me enteraba ni sabía lo que era.

-¿Cómo recuerda ese día?

-Emocionante porque estaba toda la familia Gimeno y Vela. Además, cuando era pequeño mi padre decía en las entrevistas de radio que algún día su hijo tomaría el relevo de pregonero. Era algo que estaba esperando durante toda la vida, porque también mi abuelo cumplió durante 25 años con esta tarea.

-¿Entrena la garganta?

-Ahora ya no. Pero cuando empecé me pasaba un mes voceando en el monte. La verdad es que acabas machacado, así que ahora vamos con pastillas para aclarar la garganta. Antes, se llevaba coñac y clara de huevo; ahora es mucho más sencillo. Cada dos o tres pregones, tomo una pastillita porque si no la garganta no aguanta.

-¿Cómo se elige al pregonero de las Siete Palabras?

-El cargo es hereditario. Mi madre decía que para ser pregonero hay que apellidarse Gimeno, aunque ha habido algún otro. Ahora se lleva un segundo pregonero por si ocurre algo. De hecho, el año que más famoso se ha hecho el pregón en Valladolid ha sido porque me caí del caballo. Lo tecleas en Google y aún sigue saliendo.

-¿Tiene miedo de volver a caer?

-Montar a caballo es como andar en bicicleta, uno no abandona cuando cae por primera vez. Lo cierto es que el animal se pone muy nervioso con el ruido de los coches, los pasos de cebra azules, las señales... Además, siempre habituamos a los caballos al sonido de la corneta en la Academia de Caballería para que no se asusten después.

-¿Cuál es el rasgo singular del pregón de las Siete Palabras?

-Los caballos fascinan a los pequeños. Además, en Valladolid desde que somos pequeños recordamos a los jinetes de Semana Santa. Es un acto muy bonito, que quizás no sea religioso. Pero si algo recuerdan de la Semana Santa, son los caballos. Al fin y al cabo llevamos el hábito de la Orden de Santiago y dos caballos van vestidos hasta las pezuñas. La prueba está en la foto del día después.

Nortedecastilla.com
Publicar un comentario en la entrada

Caballos y Opinion. Video News

google287c94251aa248c6.html

Racehorses get jet lag when traveling?

Racehorses get jet lag when traveling? por CNN_International Horses are flown around the world to compete and that raises a few intriguing questions. Andrew Stevens reports.
Racehorses get jet lag when traveling? por CNN_International