El desafío para la Industria del Caballo en la Argentina es nuevamente
"Trabajar en forma INTEGRADA, HACIENDO QUE LAS COSAS PASEN"
Este año ¿lo lograremos?
Mario López Oliva

domingo, 21 de septiembre de 2008

Cuadreras con andarivel


Una concesión para las nuevas canchas, en 1865. Por Carlos Páez de la Torre (h), Redacción LA GACETA.
yes,%20scrollbars=no,width=740,height=460')"> JINETE DEL 900. Con el título "Un comisario rural del departamento Famaillá", se conserva esta foto en el archivo del doctor Marcos Paz Peña.LA GACETA



En las carreras cuadreras, se denomina "andarivel", según informa Diego Abad de Santillán, a una "cuerda o alambre sujeto en postes clavados a distancia, que se ponía en la cancha para señalar la línea que debían seguir los corredores y evitar el contacto de los caballos y jinetes". En 1865, el ciudadano italiano José Castaño se presentó al Gobierno con una propuesta sobre ese punto.
La nota de Castaño -que conserva nuestro Archivo Histórico- empezaba recordando que en el último Reglamento de Carreras de Caballos dictado por la Legislatura, se establecía que "no se reconocería por lícita ninguna carrera que no fuese corrida por andarivel, para evitar las trampas a que se presta este juego permitido, cuando los caballos corren unidos".
Al mismo tiempo, la norma ordenaba formar ámbitos de carreras así acondicionados, y establecía -agregaba Castaño- "un derecho de un medio por peso de la apuesta, en la carrera corrida en la cancha trabajada con andarivel". El solicitante manifestaba que "hasta hoy, esa disposición ha sido ilusoria", y por eso se había tomado el trabajo y el gasto de acondicionar un espacio que observara el citado recaudo. A fin de recuperar su inversión y poder conservar la cancha, solicitaba se le concediera el derecho que preveía el Reglamento. Y pedía que se lo autorizase para cobrarlo por el término de cinco años, después de los cuales la cancha con andarivel quedaba a beneficio del Estado.
Solicitaba que ese "medio por peso", le fuera entregado en el acto de recibir la apuesta "y antes de corrida la carrera, haciéndolo responsable (al corredor) en caso de no verificarlo".
El gobernador José Posse encontró ajustada la solicitud de Castaño (que estaba firmada en su nombre por Eugenio Méndez), y resolvió "conceder al ocurrente lo que solicita, bajo las condiciones expresadas en su petición".
No sabemos si se generalizó el cumplimiento del artículo sobre los andariveles. De todos modos, la solicitud ilustra sobre las peculiaridades de esta diversión popular en la segunda mitad del siglo XIX.

Publicar un comentario en la entrada

Caballos y Opinion. Video News

google287c94251aa248c6.html

Racehorses get jet lag when traveling?

Racehorses get jet lag when traveling? por CNN_International Horses are flown around the world to compete and that raises a few intriguing questions. Andrew Stevens reports.
Racehorses get jet lag when traveling? por CNN_International