El desafío para la Industria del Caballo en la Argentina es nuevamente
"Trabajar en forma INTEGRADA, HACIENDO QUE LAS COSAS PASEN"
Este año ¿lo lograremos?
Mario López Oliva

viernes, 26 de diciembre de 2008

Alarma por enfermedad extraña en los caballos

Diario las Américas - Miami,FL,USA



Por Andrew Meacham
© St. Petersburg Times

BRADENTON – Cuando en el mes de agosto Pedro Cabrera vio que uno de sus caballos -en un establo de Rancho Alegre- estaba perdiendo peso y su orine era rojizo, lo llevó a Ocala, donde una prueba de laboratorio mostró un “organismo sospechoso”.

El completo examen de laboratorio dio como resultado que el caballo, de 7 años, sufría de equine piroplasmosis, una enfermedad transmitida por garrapatas que con frecuencia causa la muerte del animal.

Funcionarios del Departamento de Agricultura y Servicios al Consumidor de la Florida, inmediatamente acudieron a la finca de Cabrera; otros funcionarios del Departamento de Agricultura del gobierno federal llegaron pronto como observadores. El asunto tiene causas para alarmarse:

Se consideraba que la enfermedad, conocida como EP, había sido erradicada en los Estados Unidos desde el 1988. No existe tratamiento ni vacuna contra esta enfermedad equina.

Los funcionarios estatales pusieron al Rancho Alegre y a dos fincas adyacentes bajo cuarentena. En los tres meses siguientes, las autoridades sanitarias hicieron pruebas de laboratorio en 200 caballos en nueve condados. Como resultado, 25 fincas fueron puestas en cuarentena.

A mediados de noviembre veinte caballos dieron positivo de EP. Por lo menos 17 han sido exterminados.

Las autoridades examinaron los animales en todas las fincas en cuarentena en busca de la garrapata tropical que causa la enfermedad equina Babesia caballi y el parásito B. equi que causa la enfermedad EP.

Las autoridades no encontraron ninguna de esas garrapatas, que no son comunes en los Estados Unidos. Tampoco encontraron trazas de los parásitos en otras 50 especies de garrapatas examinadas en el laboratorio. Terry McElroy, vocero del Departamento de Agricultura de la Florida dijo: “Creo que hemos calmado a todo el mundo”.

En lugar de eso, las autoridades ahora presumen que las personas que cuidaban los caballos traspasaron el parásito por medio de compartir agujas de inyección. Todos los caballos infectados eran de la clase conocida como caballos de un cuarto, así llamados porque corren más rápido que caballos de otras especies en carreras de un cuarto de milla o menos. La mayoría de estos caballos estaban en establos de fincas con pista de carreras circular.

Las autoridades sospechan que “muchos de esos caballos se utilizaban para carreras” en esas fincas. Algunos de los caballos infectados, cuando eran jóvenes y fuertes, compitieron en hipódromos legales como Hialeah y Gulfstream, dijo el Dr. Michael Short, veterinario que está al frente del programa equino en la División de Industria de ... Animales, del Estado. El Dr. Short dijo: “Ellos no niegan que haya carreras, pero no confiesan que haya juego o prácticas ilícitas”.

Las autoridades dicen que los dueños de caballos se mantienen silenciosos acerca del uso de drogas, si es que alguna droga pudo haberse usado. El Dr. Short dio una conjetura: “Cualquier cosa para que corran más rápido”.

Los investigadores sospechan que dos caballos de un cuarto infectados de México trajeron la enfermedad EP al Condado de Polk en el 2005. De ahí, los caballos, junto con otros en establos, estuvieron en contacto con el parásito Babesia caballi mediante inyecciones.-

Publicar un comentario en la entrada

Caballos y Opinion. Video News

google287c94251aa248c6.html

Racehorses get jet lag when traveling?

Racehorses get jet lag when traveling? por CNN_International Horses are flown around the world to compete and that raises a few intriguing questions. Andrew Stevens reports.
Racehorses get jet lag when traveling? por CNN_International