El desafío para la Industria del Caballo en la Argentina es nuevamente
"Trabajar en forma INTEGRADA, HACIENDO QUE LAS COSAS PASEN"
Este año ¿lo lograremos?
Mario López Oliva

lunes, 22 de diciembre de 2008

Policía ayuda a niños con discapacidad

El Telégrafo (Ecuador) - Guayaquil,Ecuador

Con un agasajo navideño y entrega de medallas por buen rendimiento, terminó el año de rehabilitación con hipoterapia que dio la Policía de Equitación a los niños. | FOTO: ALFREDO PIEDRAHÍTA / El Telégrafo

FOTO: ALFREDO PIEDRAHÍTA / El Telégrafo

Con un agasajo navideño y entrega de medallas por buen rendimiento, terminó el año de rehabilitación con hipoterapia que dio la Policía de Equitación a los niños.

En la Unidad de Equitación y Remonta 131 niños especiales son tratados con hipoterapia y deporte-terapia.

Luis Mera Figueroa, de 8 años, sacó 12 puntos (sobre 12) en su examen de fin de año. La prueba fue montar un caballo de la Unidad de Equitación y Remonta de la Policía, y colocarle la nariz a una figura de Winnie Pooh, que estaba en la pista de entrenamiento.


La prueba de Luis, cualquier niño sano, que monte a caballo, podría hacerla, pero este pequeño tiene otras capacidades, al igual que los otros 130 niños que reciben tratamiento de hipoterapia (equinoterapia) y deporte-terapia en la Unidad de Equitación de la Policía, ubicada en el km 11,5 de la vía Durán-Babahoyo.

Ana Figueroa no podía ocultar su alegría el sábado, antes del mediodía. Su hijo (Luis) tiene síndrome de Dwon y era hiperactivo con cierto grado de agresividad. Ahora, luego de dos años de equinoterapia ya monta a caballo. “Lo principal es que su actitud cambió; es un niño nuevo, dócil y obediente. El orgullo de mi vida”, indicó.

Luis Mera (padre), mientras sostenía al pequeño que bajaba del caballo, dijo sentirse “súper contento”. Agregó que “ojalá esto siga y que muchos niños con problemas similares puedan acceder a esta terapia”.

Los testimonios de los padres son coincidentes. Wendy Salazar dijo que su hijo Dilán Cuenca (5 años), tenía un retraso psicomotriz de nacimiento y ahora “ya camina, se viste y come solo. Empieza a valerse por su propia voluntad”.

Muy sonriente la mujer dijo que la rehabilitación avanza. Y lo que más la alegra es que nada le cuesta, ni siquiera el pasaje porque lo lleva y trae un expreso. “Aquí les dan refrigerio”, dijo durante la ceremonia de despedida. “En abril volverán. Es como en la escuela, que termina el año. Mi hijo tiene 2 años con esta terapia”, manifestó.

Dalia Caicedo también lucía feliz por los cambios que experimenta su hija, Dalia Anabella Preciado (10 años), que ahora tiene movimientos en las piernas. “Antes, de la cintura para abajo estaba casi inmóvil, por un problema de su motricidad desde que nació. Hoy se pone de pie y da pasos”, dijo emocionada. Y más alegre se siente por la gratuidad. “Nunca lo habría hecho”, agregó.

Michael Obregón (8 años) y su madre Esther estaban felices. El niño padece una parálisis cerebral desde los cinco días de nacido. Él no podía mantener la estabilidad de su cuerpo, pero ahora ya no hace hipoterapia sino deporte-terapia. Monta, gracias a la Policía.

Con el pasar de los días su hijo se hace casi normal y camina. “Me siento tranquila porque será un niño independiente. Eso me motiva a que siga”, dijo.

María Velásquez está contenta porque su hijo Elio Sánchez (8), un autista que no hablaba “ahora algo dice”. El niño le tenía miedo a los caballos pero ya superó ese trauma y hasta se sube en la espalda del padre o sobre el filo de los muebles.

La suiza Melheritz Sabine, quien lleva mucho tiempo en rehabilitación de niños a base de hipoterapia, dijo que en Guayaquil, hace cinco años, nada se conocía de esto, pero ahora se está difundiendo.

Atiende a más de 130 niños por semana. Sabine dijo que trabajaba aparte y que hace dos años se unió con la Policía.

La hipoterapia tiene tres áreas de aplicación, dijo: en medicina (rehabilitación), pedagogía (educación) y en deporte.

“Hay niños que requieren de terapias especiales y se los está tratando: luego viene la terapia deporte y ojalá algún día podamos competir”, destacó.

Víctor Hugo Salazar, jefe de la Unidad de Equitación de la Policía en Guayas, indicó que su grupo, con la ayuda de fundaciones de la FAE, Armada, Policía y otras particulares, así como con Sabine, trabajan con los niños discapacitados.

Hace ocho años empezaron en Quito y aunque en Guayaquil solo llevan dos años, dijo que han avanzado. “Iniciamos con ocho niños y ya tenemos 131. La infraestructura nos está quedando corta, pero no podemos decirles no”, destacó.

Para admitir a un niño en hipoterapia, que se suministra con el movimiento rítmico del caballo, debe tener un diagnóstico médico favorable. Con el tratamiento se le da una transmisión de energía, mediante la cual se activan las células y le ayudan en su motricidad. Con ello, progresivamente tendrá una actividad casi normal.

Euclides Mantilla, jefe del IV Distrito, dejó el uniforme y de civil se confundió entre los padres y niños especiales. Mantilla entregó las medallas de reconocimiento al esfuerzo de los menores.

Destacó la solidaridad de algunas fundaciones. “Realmente nos contagiamos con la alegría y el ánimo de los chicos”. Mantilla dijo que la parte humana del policía se manifiesta en la entrega de su aporte solidario en beneficio de esos niños.
José Solís
jsolis@telegrafo.com.ec
Editor - Sucesos
Publicar un comentario en la entrada

Caballos y Opinion. Video News

google287c94251aa248c6.html

Racehorses get jet lag when traveling?

Racehorses get jet lag when traveling? por CNN_International Horses are flown around the world to compete and that raises a few intriguing questions. Andrew Stevens reports.
Racehorses get jet lag when traveling? por CNN_International