El desafío para la Industria del Caballo en la Argentina es nuevamente
"Trabajar en forma INTEGRADA, HACIENDO QUE LAS COSAS PASEN"
Este año ¿lo lograremos?
Mario López Oliva

lunes, 8 de diciembre de 2008

Terapia a caballo

El Informador - Guadalajara,Jalisco,Mexico


Nota Tapatío
Equinoterapia en el bosque
texto y fotos: john y susy pint

Uno de los regalos más bellos de la vida es que siempre te encuentras con gente fantástica; con gente con la que hay siempre algo nuevo que aprender. Y ha sido aquí y en donde quiera que hemos estado o vivido, que hemos sido así de afortunados. La verdad es que el tema de la equinoterapia no había estado entre nuestros asuntos de interés sino hasta que conocimos al doctor Pepe Herrera, quien es dentista y tiene su modesto consultorio en La Venta del Astillero. Una de sus grandes pasiones, sin embargo, han sido los caballos. “Un buen día, pensé que podría utilizar esa afición en otra actividad profesional y lo primero que me vino a la mente fue la equinoterapia”. Pepe se dio entonces a la tarea de especializarse en lo que es y significa esa terapia tan especial, y se compró tres caballos. “Los tres estaban muy mal nutridos y mal cuidados cuando los compré. Cuando los dueños los consideran ya inútiles, los abandonan a su suerte. (Sí, yo prefiero los caballos ya un poco viejos, pues son más nobles).Y el peor de los tres casos es éste. Se llama Lagarto”, nos dijo señalando al hermoso corcel casi-plateado, con manchas gris oscuro y crines doradas. Era imposible creer que Lagarto, hasta hacía cinco meses, había sido un caballo agresivo, pues es tan dócil y mimoso, que hace pensar en un juguetón cachorrito. Le gusta estar cerca de la gente y restregarse la cabeza en quien esté cerca de él y le muestre afecto. “El amo de Lagarto lo enseñó a bailar. Y quién sabe si pueden ustedes imaginar el precio que pagó el pobre animal por aprender a hacerlo, ya que este entrenamiento es a base de torturas inimaginables”. Aunque los otros dos caballos, Perche y Tomás no eran tan ariscos, obviamente el cariño con el que Pepe los devolvió a una vida digna había sido crucial. Eso nos hizo también concluir que la equinoterapia no sólo puede proporcionar ayuda a las personas que lo requieran sino también a esos preciosos seres de quienes se depende para estos trabajos. Los tres caballos ahora pastan tranquilos en una propiedad que tiene Pepe en un segmento del bosque La Primavera, que es en donde lleva a cabo sus programas.

Los beneficios

Hasta ahora Pepe ha trabajado principalmente con niños hiperactivos (algunos de ellos con problemas de atención), y con uno con Síndrome de Down. “Ha sido fantástico observar los cambios tan rápidos en esos niños. Sus padres me han reportado también un progreso muy visible en su actitud y motivación, así como cambios igualmente visibles en su comportamiento general”, nos dice Pepe.

La equinoterapia (o hipoterapia), se conocía ya en tiempos muy remotos. En su libro Las Dietas, Hipócrates (460-377 a.C.) asegura que trotar a caballo mejora la salud mental y física. En nuestros tiempos, la equinoterapia comprende cuatro disciplinas profesionales: la medicina, la psicología, la psiquiatría y el deporte ecuestre. En los tres primeros campos, se puede mencionar la ayuda valiosísima, vista en casos de parálisis cerebral, esclerosis múltiple, Síndrome de Down, autismo, microencefalia, secuelas de infarto cerebral; tortícolis, etcétera. Es igualmente efectiva en personas que padecen problemas sensoriales, como ciegos, sordos y mudos. También fortalece la concentración y la atención; mejora la capacidad de comunicación así como el equilibrio y la coordinación, y es de gran ayuda a personas con problemas emocionales, incluyendo depresión y adicciones. Y todo ésto, repetimos, es sólo un poco entre muchísimas otras afecciones que esta terapia puede resolver*.

Terapia a lomo de caballo

La montura de un caballo entrenado para la equinoterapia tampoco es la que tradicionalmente conocemos. Ésta está diseñada para estar en un contacto más directo con el caballo, lo cual estimula varios de los músculos que se utilizan para caminar y mantener el equilibrio. Esta montura no tiene estribos y, por lo tanto, el jinete debe agarrarse a dos grapas. Las monturas de estos tres caballos, por cierto, fueron elaboradas totalmente a mano por el mismo Pepe con la ayuda de su familia: su esposa Alejandra, y sus hijos, Bernardo, María José y Andrea, quienes, obviamente, han jugado un papel bien importante en los trabajos de este amigo extraordinaire.
La monta terapéutica es otra opción para lo que Lagarto, Perche y Tomás tienen sus lomos disponibles, aunque también los tienen para simples y refrescantes cabalgatas entre los bellos caminos que atraviesan parte del bosque La Primavera. (Para más detalles es posible comunicarse con Pepe a su celular: 044 331 410 0990).

*Para aprender más sobre la equinoterapia y monta terapéutica, hay páginas fabulosas en el internet.


Destacado: La equinoterapia no sólo puede proporcionar ayuda a las personas que lo requieran sino también a esos preciosos seres de quienes se depende para estos trabajos.
Publicar un comentario en la entrada

Caballos y Opinion. Video News

google287c94251aa248c6.html

Racehorses get jet lag when traveling?

Racehorses get jet lag when traveling? por CNN_International Horses are flown around the world to compete and that raises a few intriguing questions. Andrew Stevens reports.
Racehorses get jet lag when traveling? por CNN_International