El desafío para la Industria del Caballo en la Argentina es nuevamente
"Trabajar en forma INTEGRADA, HACIENDO QUE LAS COSAS PASEN"
Este año ¿lo lograremos?
Mario López Oliva

lunes, 26 de enero de 2009

El matrimonio Kirchner debería saber que la historia no amenaza, enseña.

El Diario Exterior - Madrid,Madrid,Spain

Claudio Chiaruttini
Elecciones 2009: en Olivos se prepara la campaña mientras la economía cruje
Para las elecciones de 2009, los Kirchner tratarán de minimizar el impacto de la crisis sobre la economía del país. Sin embargo, los frentes de oposición a sus políticas aumentan.
Claudio Chiaruttini

En el nuevo año, el matrimonio Kirchner profundiza su propensión a encerrarse. El descascaramiento del albertismo concentró el poder en un grupo de kirchneristas que aseguran lealtad pero no creatividad, y caen en el serio peligro de aislar a un gobierno que ya evidencia indicadores de stress en la función pública.

La Casa Rosada cree que rodeado de hombres y mujeres fieles y minimizando el impacto de la crisis internacional sobre la economía interna tiene aseguradas las elecciones 2009. Sin embargo, la demanda sindicales por aumentos reales de salarios y de grupos empresarios por obtener incrementos en las tarifas públicos o bien un ajuste del tipo de cambio efectivo, atenazan las acciones de la Casa Rosada.

Por el lado de los gremios, el matrimonio Kirchner confía que el temor a suspensiones y despidos puede frenar las demandas salariales y apuestan a un aumento no mayor del 15% a lo largo de 2009. Sin embargo, la pérdida de poder adquisitivo del salario llegó a casi 20% real en 2008 y cerca de 600.000 personas habrían caído en la pobreza por el peso de la inflación en los primeros 9 meses de 2008.

La peor noticia para un año electoral serían gremios reclamando ajustes salariales justo antes de las elecciones o protestas por el aumento de desempleo. Hay que recordar que las estadísticas oficiales confirman que durante 2008 la economía no generó nuevos puestos de trabajo y que analistas como Ernesto Krits esperan pérdidas de hasta 300.000 puestos de trabajo por caída en la producción y el consumo.

En la Quinta de Olivos (hay que referirse más a la Quinta de Olivos que a la Casa Rosada en estos tiempos), consideran que las quejas y presiones gremiales pueden ser compensada por espacios en las listas legislativas, una aspiración de Hugo Moyano. Pero no hay lugar para todos quienes reclaman un espacio propio, además de minar los planes del kirchnerismo de colocar en el Congreso gente que no tenga agenda propia.

En la ecuación reclamos salariales/puestos en las listas, el Ejecutivo Nacional tiene que buscar un prolijo equilibrio para no ceder demasiado por que también condiciona su propia supervivencia. El matrimonio Kirchner sabe que no hay peor enemigo que un gremialista cuando aparecen los signos de debilidad (bah… concedamos un empate entre un gremialista y un juez y/o fiscal).

Por el lado de las empresas, el gobierno considera que cuenta con más recursos para controlar las demandas que surjan. Las amenazas al Grupo AES, en Edelap; la intervención de Transportadora de Gas del Norte y la prohibición a Telecom Italia de ejercer su opción de compra sobre Telecom Argentina, son muestras que no hay temor ante el frente empresario.

Que el gobierno se distancia de su tradicional aliado, el Grupo Techint, confirma que no hay amigos sino intereses en la Casa Rosada y que cualquiera puede ser víctima de una ola de renacionalizaciones o intervenciones directas. Por supuesto que en ese escenario no se invierte. Ni se reinvierte. Los Kirchner tendrán que aceptar que sus decisiones provocan consecuencias.

Por eso, el gobierno no quiere enfrentarse con todos los sectores patronales al mismo tiempo. A los bancos que perderán cerca de $1.500 millones de ganancias por los planes oficiales de préstamos baratos, la Casa Rosada les ofrece relanzar el canje de deuda y regular el blanqueo de capitales, sus 2 grandes negocios para 2009. Tendrá que vencer al escepticismo. En la City muchos descreen de ambas medidas.

En 1992, el blanqueo de capitales, que fue más barato que el actual, sólo logró atraer US$320 millones y el canje de deuda es una sucesión de asientos contables que sólo deja ganancias a quienes coordinan la operación, es decir: 2 negocios para pocos.

Donde no hay acuerdo ni negociación es con el campo. Néstor Kirchner definió que el sector es el enemigo elegido para unir fuerzas propias y mostrar su discurso más populista.

La decisión de anunciar que Ricardo Echegaray ingresó a la AFIP para perseguir la evasión en la compra-venta de granos confirma las intenciones de la Casa Rosada, pero ocultan que por la lucha contra el sector se perdieron ventas por US$8.400 millones y que se desperdició parte de la Cuota Hilton por 2do. año consecutivo.

Los Kirchner han sido golpeados por el impacto en la economía del conflicto agropecuario pero intentan disimular aquello que no se puede ocultar en la contabilidad del Estado (aunque ellos confían en ocultar los libros del contador).

Hoy, el gobierno confronta con un sector agropecuario que promete volcarse a la oposición. La Quinta de Olivos cree que su oportunidad consiste en presionar a los miembros de la Mesa de Enlace para que integren las listas electorales de la oposición y así acusarlos de que el reclamo es político.

Una tontería por donde se lo mire: en cada pueblo rural, los habitantes saben quiénes son los bueyes con que aran. Desde la Quinta de Olivos no se gestiona el país y 6 años después, los Kirchner deberían comenzar a tenerlo en cuenta.

Los Kirchner anuncian medidas para proteger a la industria local, prometen avanzar en la lenta devaluación del peso y otra vez amenazan con usar la Ley de Abastecimiento contra la inflación.

La respuesta empresarias, por ahora, es estratégica.
Los cambios ya producidos en las cúpulas directivas de la Asociación Empresaria Argentina (AEA), la Unión Industrial Argentina (UIA) y la Sociedad Rural Argentina (SRA) serán complementados por lo que ocurren en la Bolsa de Comercio, las 2 asociaciones bancarias y algunas cámaras patronales.

No se trata de giros de 180º, sino variaciones hacia hombres menos cercanos al gobierno, dialoguistas que no temen criticar a la Casa Rosada en caso de ser necesario, y un guiño hacia la oposición.

Pero hay que estar atentos. Los empresarios quieren comenzar a despegarse del matrimonio Kirchner, aunque no plantean un ruptura, sino que tratan de recuperar el rol de actores sociales que perdieron cuando se convirtieron un parte de la escenografía de los anuncios oficiales.

En donde el gobierno peleará su batalla más dura es en las provincias. Si bien la Quinta de Olivos considera que con el control del conurbano bonaerense están aseguradas las elecciones, por ser una votación legislativa, mantener la mayoría en las dos cámaras es clave y no será fácil.

El panorama en el interior no podría ser peor. Según explicó en un informe la consultora Economía & Regiones:

** El déficit financiero pasaría de $600 millones en 2007 a casi $6.300 millones en 2009 (más de 5% del gasto total).

** El gasto creció más que los recursos y dos tercios de las erogaciones se destina a personal, es decir, las provincias se han vuelto a convertir en vulnerables a los aumentos de salarios que ordena la Casa Rosada.

** Este año, la deuda de las provincia llegará a ser 3 veces mayor que en 2001 y deberán hacer frente amortizaciones por casi $8.500 millones que, sumadas sus necesidades de caja, obligarían a los gobierno del interior a tener que buscar más de $14.000 millones en 2009.

** Esta necesidad de fondos, sumada la caída de recursos por merma en la producción local y nacional, hace a las provincias más dependientes de la Casa Rosada que, ya en 2008, redujo sus envíos de fondos con respecto al ritmo que mantenía desde 2005, lo que obligó a los gobernadores a aumentar los impuestos locales generando descontento hacia ellos.

** Hoy, hay 5 provincias que no logran que se les vote el Presupuesto 2009 y no es casual que sean provincias de la oposición como Tierra del Fuego (pese al kirchnerismo legislativo del ARI, Neuquén, Santa Fe, Corrientes y Catamarca. La Casa Rosada quiere gobernadores desesperados por fondos, para imponer listas propias.

La Casa Rosada analiza si le resultaría mejor nacionalizar la elección legislativa o transformarla en hechos locales, para que cualquier fracaso en las urnas lo paguen los caudillos locales. No hay nada decidido y por eso no cayó bien que se desdoblen las elecciones, tal como hizo Catamarca, donde se votará el 8 de marzo, demasiado temprano para el gobierno que considera que el mejor momento para la votación –a nivel nacional- es después de junio.

El gobierno sabe que no puede seguir buscando alianzas con grupos de izquierda que ya están pensando, como muchos peronistas, en un post kirchnerismo sin Néstor Kirchner.

El acercamiento entre Pino Solanas, Víctor De Gennaro, Mario Cafiero y Miguel Bonasso no levanta el amperímetro electoral, pero le quita referentes a la transversalidad que fue un eje del kirchnerismo.

Por eso, la Casa Rosada avanza con la idea de crear un "Nuremberg Argentino", uniendo todas las causas contra los militares que violaron los derechos humanos y generar una megacausa que se desarrollaría a lo largo de todo el año electoral y, si es posible, llegando hasta el 2011. La Acordada de la Suprema Corte de Justicia sobre los juicios por causas de violaciones de derechos humanos abre la puerta a la creación de un fuero especial que juzgue los casos, en forma rápida, que sería utilizado como otra pieza del marketing político en vista de las elecciones legislativas.

Pero, ¿provoca hoy día tanto interés el tema de los ´derechos humanos´, con Sergio Schoklender concurriendo al Casino de Puerto Madero, probablemente con el dinero de Hebe de Bonafini?

Mientras la gente común pensará en la inflación y la inseguridad como variables para juzgar la acción del gobierno del matrimonio Kirchner, en la Quinta de Olivos están pensando en una acción de varios frentes con el fin de consolidar públicos electorales.

En el gobierno nadie teme la ola de acercamientos que ensaya Elisa Carrió porque creen que sobre el cierre de listas muchos desertarán por la desconfianza que provoca Carrió acerca de la continuidad de sus pactos.

En el gobierno nadie teme que Carlos Reutemann ni a Eduardo Duhalde en 2009. Son temas de 2011.

En el gobierno saben que la mayor oposición está en los medios de comunicación. Por eso, el control de la prensa es clave para el triunfo electoral del oficialismo.

Ya lo dijo la Presidente cuando reclamó que el gobierno tiene tanto espacio como la oposición: ella insistía en que los medios no hablan lo suficiente de los supuestos éxitos oficiales, ni alaban lo necesario los logros de la gestión pública y exageran el espacio otorgado a la oposición.

En los últimos días hemos visto algunas muestras de esa necesidad de controlar lo que sale por diarios, radios y televisión.

En el gobierno consideran que no han recuperado la imagen positiva de la cual gozaron entre 2003 y 2007 por culpa de los medios de comunicación, por culpa de los periodistas. Por eso, la batalla más importante de las elecciones de 2009 se peleará en los medios de comunicación.

En el gobierno creen que las elecciones se ganarán si tienen muchas notas positivas. El matrimonio Kirchner debería recordar a Juan Domingo Perón, quién dijo hace 40 años: "cuando teníamos toda la prensa en contra, obtuvimos un triunfo arrasador; cuando tuvimos toda la prensa a favor, tuvimos que irnos".

El matrimonio Kirchner debería saber que la historia no amenaza, enseña.

Fuente: Fundación ATLAS
Publicar un comentario en la entrada

Caballos y Opinion. Video News

google287c94251aa248c6.html

Racehorses get jet lag when traveling?

Racehorses get jet lag when traveling? por CNN_International Horses are flown around the world to compete and that raises a few intriguing questions. Andrew Stevens reports.
Racehorses get jet lag when traveling? por CNN_International