El desafío para la Industria del Caballo en la Argentina es nuevamente
"Trabajar en forma INTEGRADA, HACIENDO QUE LAS COSAS PASEN"
Este año ¿lo lograremos?
Mario López Oliva

lunes, 29 de septiembre de 2008

100 especiales mejoran vidas con terapias en lomo de caballo

El Universo - Guayaquil,Ecuador


En forma voluntaria, la Policía montada da un espacio para la hipoterapia que reciben pacientes.

Tiene 11 años. Le encanta que la llamen bonita y reniega si alguien se atreve a decirle gorda. Tomó esa actitud desde hace ocho meses, medio año después de que Jaritza Gutiérrez Cabrera había comenzado a asistir a las jornadas de hipoterapia en la Unidad de Equitación y Remonta Santiago de Guayaquil, que aporta con el cuerpo policial de manera voluntaria.

Tuvo un cambio rotundo con la terapia con caballos, también conocida como equinoterapia; y su madre, Mercedes Cabrera, se emociona al contarlo. “Nació con síndrome de Down, no tenía una buena postura, caminaba jorobada. Pero ¡mírela!, ahora camina como una modelo”, comenta la mujer que cada miércoles viaja desde Bastión Popular, en el norte de Guayaquil, hasta el km 8 de la vía Durán-Yaguachi, para que la pequeña cumpla con su rutina.

No es más de media hora de caminatas, ejercicios e incluso clases educativas sobre el lomo del caballo, pero esa relación íntima entre el paciente y el animal, que comienza con caricias y termina con besos de despedida, los ayuda, dicen padres, hermanos y maestros que los acompañan a cada jornada.

“Es un esfuerzo que hacemos, no solo para servir a familiares de nuestros uniformados, sino a los de otras entidades”, comenta Víctor Hugo Salazar, comandante de la unidad de equitación de la Policía, a la que de lunes a jueves asisten unos cien niños y jóvenes especiales de la Fuerza Aérea, Fundación Ilarte, Armada del Ecuador y de la Policía, y que cuentan con cinco animales mansos y adiestrados para hacer los ejercicios.

En esta labor, que comenzó hace un año, el organismo policial cuenta con la experiencia de la suiza Sabine Melberitz, máster en pedagogía con especialidad en hipoterapia, quien hace cinco años llegó al Ecuador para hacer voluntariado, pero se quedó con la ilusión de llegar a “dejar bien asentada la hipoterapia, con la que se ayuda a recuperar no solo a chicos especiales, sino también a adultos que necesiten superar secuelas de un accidente”, dice mientras, paciente, alista a Aguardiente, uno de sus caballos.

Además de hacer las terapias, la suiza instruye a dos oficiales y ocho policías, por las tardes. Con ella labora España Orellana, veterinaria de profesión que aprende cómo aplicar la equinoterapia y que también forma parte del Centro Ecológico de Ayuda Integral creado en Guayaquil por Melberitz, quien trabaja voluntariamente y que en pocos meses usará otros animales (perros, gatos e incluso aves de corral) en las terapias.

Cuando habla de su experiencia, Orellana cuenta el caso de Javiera, una niña de 9 años que está superando las fobias con el tratamiento.
“Odiaba a los perros y la oscuridad, pero es increíble el cambio de comportamiento que ha tenido desde que empezó la hipoterapia. Su madre vive agradecida porque la niña ya no teme a nada”, dice.

Entre los pacientes también está Boris Albán Coronel, de 17 años, quien nació con síndrome de Down profundo. Con gritos fuertes él demuestra lo feliz que es cada vez que tiene que montar a Aguardiente, no acepta otro caballo. “Hace medio año era agresivo y casi no podía correr. Pero hoy está fuerte y ágil, a un paso de comenzar a hacer deportes, incluso en casa demuestra que es útil”, dice feliz su hermano Kléber.

Equinoterapia
El Centro Ecológico de Ayuda Integral, que desde hace tres meses se ha fusionado con la Unidad de Equitación y Remonta Santiago de Guayaquil, está ubicado en el km 8 de la vía Durán-Yaguachi. Ahí se pueden contactar con la suiza Sabine Melberitz, cuyo teléfono es (09) 726-3519.

Publicar un comentario en la entrada

Caballos y Opinion. Video News

google287c94251aa248c6.html

Racehorses get jet lag when traveling?

Racehorses get jet lag when traveling? por CNN_International Horses are flown around the world to compete and that raises a few intriguing questions. Andrew Stevens reports.
Racehorses get jet lag when traveling? por CNN_International