El desafío para la Industria del Caballo en la Argentina es nuevamente
"Trabajar en forma INTEGRADA, HACIENDO QUE LAS COSAS PASEN"
Este año ¿lo lograremos?
Mario López Oliva

martes, 9 de septiembre de 2008

Un éxito en video "pirata" historia de toro mata-caballos en Yucatán

Mérida, 31 Ago (Notimex).- El relato sobre la vida y muerte de un toro de lidia famoso por embestir y matar a cornadas caballos en improvisados ruedos yucatecos, se ha convertido en la "novedad" de la temporada en los puestos de discos "piratas" de la entidad.
Ahí, la denominada "fiesta brava" tiene un antecedente ancestral.
El animal, de nombre "El Sinaloense", pero de origen guanajuatense, cercano a los 500 kilos, resultó ser un negocio redondo para su propietario, Pedro Pérez Sosa, ganadero de la localidad de San Pedro Kulinché, quien lo "rentaba" en 20 mil pesos por corrida, lo que hacía a veces en tres ocasiones en un solo día.
El animal se hizo famoso al despertar el morbo de gente que llenaba improvisados cosos taurinos de pueblo, hechos de palos y huano para ver cómo, con inusitada y auténtica furia, atacaba caballos que le ponían ex profeso para que los matara a embestidas en un espectáculo por demás cruel y salvaje.
Las corridas de toros en los poblados de Yucatán se realizan con base en bureles rentados que constituyen un auténtico peligro para los toreros, al ya no irse los astados con la "finta" del capote, tras varias salidas al ruedo, a diferencia de las corridas habituales en las que los toros mueren en su "debut".
De hecho, en muchos de estos casos, el toro pasa a ser la "estrella" de la corrida, tal como sucedió con "El Sinaloense", quien por prolongado tiempo fue la "minita de oro" de su propietario, la pesadilla de los equinos, de las sociedades protectoras de animales y la envidia de otros rancheros yucatecos.
El astado murió recientemente en la población de Homún, donde fue ahorcado por varios vaqueros al tratar, presuntamente, de inmovilizarlo con cuerdas y jalar todos para distintos lados simultáneamente.
Este hecho, tal como varias de sus "ejecuciones", fueron filmados y son parte de la derrama económica que este animal mantiene, ya no a favor del que fuera su dueño, sino de los distribuidores de vídeos "piratas" que lo han vendido por miles en toda la Península de Yucatán.
El vídeo, que tiene una duración promedio de 35 minutos y un costo que va de los 20 a los 30 pesos, es realmente impresionante, pues se ve como el "Sinaloense" acaba con varios caballos y literalmente, los acaba hasta reducirlos y desmembrarlos.
Quienes lo vieron, aseguran que el animal tenía un odio "endemoniado" por los caballos, muchos de los cuales pagaron con su vida ese rencor que lo hizo famoso y por lo cual su dueño lo aseguró en cientos de miles de pesos.
El sólo hecho de su presencia en un evento era una especie de conjuro que llevaba multitudes a las "plazas" portátiles, donde seis minutos le bastaban para acabar con su víctima elegida.
La muerte del "Sinaloense", pese a su crueldad, causó conmoción, y el animal fue despedido, de manera inexplicable, en medio de aplausos y hasta con una vuelta al ruedo por su bravura.
Pérez Sosa incluso decidió disecar la cabeza del toro para tenerla de recuerdo, y hay versiones que apuntan en el sentido de que conserva su semen para crear una segunda versión del bravo animal que sigue siendo un gran negocio para otros.
"Raúl", un vendedor de discos "piratas" en el Centro Histórico, dice que ha llegado a vender en un solo día más de 50 copias de la vídeograbación de las hazañas y la muerte del toro, lo que no ocurre con ningún otro de los títulos que vende, incluso aquellos "Made in Hollywood".
Algunos videos de esta historia ya están en el servidor de Youtube e incluso se han establecido foros de discusión sobre el toro que más ha dado de qué hablar en la Península de Yucatán.
Publicar un comentario en la entrada

Caballos y Opinion. Video News

google287c94251aa248c6.html

Racehorses get jet lag when traveling?

Racehorses get jet lag when traveling? por CNN_International Horses are flown around the world to compete and that raises a few intriguing questions. Andrew Stevens reports.
Racehorses get jet lag when traveling? por CNN_International