El desafío para la Industria del Caballo en la Argentina es nuevamente
"Trabajar en forma INTEGRADA, HACIENDO QUE LAS COSAS PASEN"
Este año ¿lo lograremos?
Mario López Oliva

lunes, 17 de noviembre de 2008

Levante - Valencia,Spain

´Los caballos nos susurran a nosotros´

Los responsables de "Cavalia" definen el espectáculo como "un gran poema para los ojos y los oídos". El montaje llega a Valencia tras cinco años de gira por todo el mundo

Enviar
Imprimir
Aumentar el texto
Reducir el texto
Alfons Garcia, Valencia
El director artístico de Cavalia, el espectáculo que desde 2003 ha reunido a más de dos millones de personas en Europa, Canadá y EE UU, es Normand Latourelle, uno de los fundadores del Cirque du Soleil, y bastan unos minutos de espectáculo para comprobar el sello del exitoso invento artístico francés. Una música evocativa y mística -la mayor parte se interpreta en directo-, una cuidada puesta en escena, un innovador despliegue audiovisual y un buen equipo de acróbatas se unen en Cavalia a la pasión por los caballos, que ejercen de auténticos coprotagonistas y no de instrumentos para el espectáculo.
"Un gran poema para los ojos y los oídos". En palabras de Latourelle, este es el objetivo del proyecto y, dado el éxito alcanzado en los cinco años de gira mundial que lleva, habrá que convenir que lo consigue. El pasado martes, en Lisboa, donde los organizadores presentaron el montaje a la prensa valenciana, la espectacular carpa-castillo -ocupa 2.440 m2 y caben 2.000 espectadores- estaba prácticamente llena, pese a que son ya los últimos días en aquella ciudad. El siguiente destino, a partir del 25 de noviembre, será Valencia, donde ya ha empezado a prepararse la instalación junto al edificio Veles e Vents.
Los caballos (más de 50, de ocho razas distintas) disfrutarán antes de unas vacaciones en una finca a medio camino entre el Atlántico y el Mediterráneo. No es una ligereza, ya que la atención a los animales es uno de los ejes del proyecto. Lo cuenta Magali Delgado, directora ecuestre de Cavalia junto a su marido, Frédéric Pignon. Del encuentro de ambos -dedicados desde niños, en Avignon (Francia), a los caballos- con Latourelle nació el espectáculo. Fue en 2001, él pasó dos años buscando financiación y ellos, entrenando y seleccionando caballos, recuerda Pignon. Empezaron con 33 y hoy tienen el doble.
"Los caballos nos susurran a nosotros. Son ellos los que nos marcan el camino en la doma", explicó Delgado a Levante-EMV. "Para mí, son mis hijos. Los conozco igual. Puedo entrar en la cuadra y notar algo en uno que me dice que no se siente bien", relata.
La premisa es no entrar nunca en conflicto con el caballo mientras se le adiestra. "No hay que empujar ni forzar. Si se para, hay que buscar otro camino. Hay que ir en su dirección para que no sea un trabajo para él", sentencia la artista. Amabilidad y complicidad son las ideas clave ("entienden las palabras dulces", asegura).
El aire poético y de cuento mágico del montaje no quita para momentos de humor y de acción espectacular, como el número que evoca una carrera de cuadrigas o el volteo que recuerda las películas de indios y vaqueros.
Publicar un comentario en la entrada

Caballos y Opinion. Video News

google287c94251aa248c6.html

Racehorses get jet lag when traveling?

Racehorses get jet lag when traveling? por CNN_International Horses are flown around the world to compete and that raises a few intriguing questions. Andrew Stevens reports.
Racehorses get jet lag when traveling? por CNN_International