El desafío para la Industria del Caballo en la Argentina es nuevamente
"Trabajar en forma INTEGRADA, HACIENDO QUE LAS COSAS PASEN"
Este año ¿lo lograremos?
Mario López Oliva

viernes, 20 de febrero de 2009

Eduardo Ortega Pavón, un jockey con todas las letras

Lanacion.com (Argentina) - Argentina

Aunque todavía descarga kilos como aprendiz, el paraguayo llegó con una mochila repleta de triunfos

Por José Maestre
De la Redacción de LA NACION

Eduardo Ortega Pavón tiene 23 años y 14 de experiencia en las carreras, porque desde los 9 empezó a correr cuadreras en la ciudad paraguaya de Shoré, en tiempos en que lo tenían que ayudar a subirse al caballo. Después, a los 15, empezó a hacerse un lugar en el turf de Asunción y se hizo reconocido a base de victorias quedándose con un par de estadísticas.

A los 21 viajó a la Argentina y quiso entrar en la Escuela de Aprendices de San Isidro, pero le dijeron que su edad era demasiado avanzada para empezar el curso. Al igual que en la pista, el joven jinete buscó un mejor lugar para seguir adelante y se fue a Rosario donde siguió cosechando triunfos.

El año pasado decidió volver a probar suerte en Buenos Aires y esta vez sí fue aceptado, pero en el Centro de Capacitación de La Plata, lugar del que guarda buenos recuerdos. La sensación que le queda al cronista es que alguien que había ganado dos estadísticas en Paraguay no tenía mucho que aprender en la escuela, pero Ortega no opina igual: "Siempre hay algo más para sumar y en La Plata aprendí muchas cosas del profesor Montenegro y de Bertarelli, el director de la escuela", cuenta el jinete paraguayo.

A poco de debutar en el Bosque, Ortega mostró las uñas al conseguir un triplete que llamó la atención de no pocos entrenadores. Así fue como empezó a conseguir más montas y el joven no decepcionó. Los fríos números dicen que es el que más carreras ganó en lo que va del año. Con sus 36 triunfos, incluidos los tres de ayer, dejó atrás hasta al mismísimo Jorge Ricardo. Sí, así como se lee. Claro que esto no le hace perder la humildad y el j jinete sigue con los pies en el piso.

-¿Qué se siente correr contra jockeys de la talla de Falero o Ricardo?

- Hay que estar muy atento. Si uno a Falero lo deja irse en la punta ya está, se fue. No es lo mismo correr contra ellos que contra cualquier otro. Son monstruos y cuando ellos no están corro más cómodo.

El presente de Ortega luce radiante. Ya quedó atrás la época en la que no pudo demostrar quién era y tuvo que irse para Rosario. Hoy cuenta que está afincado, alquila un departamento en Palermo y que además algunos cuidadores lo quieren de vareador. "En San Isidro le trabajo caballos a Carly Etchechoury, [Juan Carlos] Maldotti y [José] Alves", afirma.

-¿Ya apareció un contrato con algún stud?

-No, todavía no, pero por suerte tengo muchas montas.

Los números no lo dejan mentir. Es el jockey que más ganó, pero también el que más carreras corrió en 2009. Y todo eso con 23 años y todavía conociendo el escenario porteño.

  • Necesitó sólo dos reuniones para hacerse conocer
    Cuando desfiló junto con los otros aprendices el 19 de noviembre pasado, Ortega Pavón era uno más para el público del hipódromo de La Plata. Una semana después su nombre empezó a escucharse en las conversaciones cuando el "aprendiz" logró hilvanar tres triunfos en la misma jornada y desde entonces no paró de ganar.



Publicar un comentario en la entrada

Caballos y Opinion. Video News

google287c94251aa248c6.html

Racehorses get jet lag when traveling?

Racehorses get jet lag when traveling? por CNN_International Horses are flown around the world to compete and that raises a few intriguing questions. Andrew Stevens reports.
Racehorses get jet lag when traveling? por CNN_International