El desafío para la Industria del Caballo en la Argentina es nuevamente
"Trabajar en forma INTEGRADA, HACIENDO QUE LAS COSAS PASEN"
Este año ¿lo lograremos?
Mario López Oliva

viernes, 6 de febrero de 2009

HIPODROMO DE AZUL

Turf: Donde la pasión no tiene fronteras

Buenos Aires.- Desde su reapertura, el hipódromo de Azul resulta un imán para los caballos de las ciudades vecinas y nutre a los principales escenarios. La apuesta es volver a ser sede de la pasión de los aficionados a las carreras y una opción para propietarios y profesionales que aspiran a correr en su zona, como paso previo antes de competir en las pistas principales. Uno de los hipódromos en crecimiento es Azul, que cuenta con apoyo oficial, al igual que Mendoza, San Luis y Tandil.

Inaugurado el 12 de octubre de 1914 por el Jockey Club, Azul se encuentra ubicado en la intersección de las calles Mujica y Jujuy, a 300 km de la Capital Federal. Ocupa un predio de 52 hectáreas, con una pista de arena que tiene una extensión de 2100 metros, un ancho de 29,60 y fue una de las primeras inversiones que realizó Hipódromo Azul SA, la empresa concesionaria, que remodeló todas las instalaciones desde que asumió en 2000 y a partir de 2003 recibe los beneficios de la Ley del turf bonaerense, con el Fondo de Reparación.

Allí, los alrededor de 1500 aficionados que concurren a cada jornada no sólo disfrutan del espectáculo de las carreras, organizadas mensualmente, sino también de un asado o una mateada bajo la frondosa y casi centenar arboleda. Ejemplos sobran, como el del entrenador Pedro Paganti, que el mes pasado hizo una reunión para casi medio centenar de personas, para celebrar el cumpleaños de su nieta, y festejó, además, el triunfo de uno de sus caballos, Ever Free.

El hipódromo en el que dejaron su huella caballos como Villares, Atilia y Palotes, por citar algunos, cuenta con tres tribunas, oficinas, un restaurante y un salón que se utiliza como agencia receptora de apuestas para las carreras de San Isidro, La Plata y Palermo. La Villa Hípica está a pleno, con sus 172 boxes ocupados. Otros 30 pertenecen al sector de tránsito, inaugurados hace dos años. Y cien se encuentran en los studs cercanos al predio.

Escenario con destacada actividad hasta principios de la década del 80, actualmente funciona lejos de aquellos problemas financieros que incidieron en el éxodo de ejemplares, profesionales y hasta llevó a la institución a ver como se remataba su sede del centro, una de las edificaciones más tradicionales de la ciudad

La actividad fue en aumento, con mejores premios y más carreras. El entusiasmo volvió a reinar. Incluso, dos de las pruebas de cada reunión forman parte de la programación del Bosque, como sucederá el domingo próximo, y los controles de doping se realizan en la Universidad de La Plata.

Jorge Valdivieso, Vilmar Sanguinetti y Pablo Falero son algunos de los profesionales que fueron agasajados desde la reapertura. Para ellos, no obstante, quedó una cuenta pendiente, porque no corrieron en el terreno donde la amazona estadounidense Susane Davis ganó dos cotejos el 25 de mayo de 1973.

Azul no sólo recuperó un lugar para su gente. Desde ciudades vecinas, como Olavarría, Tandil, Mar del Plata, Las Flores, Rauch, General Alvear y Bolívar, entre otras, llegan caballos que nutren sus programas. Con su crecimiento hay más opciones para todo el turf del centro de la provincia.

La Nación / DINGNews.com 30/01/2009
Publicar un comentario en la entrada

Caballos y Opinion. Video News

google287c94251aa248c6.html

Racehorses get jet lag when traveling?

Racehorses get jet lag when traveling? por CNN_International Horses are flown around the world to compete and that raises a few intriguing questions. Andrew Stevens reports.
Racehorses get jet lag when traveling? por CNN_International