El desafío para la Industria del Caballo en la Argentina es nuevamente
"Trabajar en forma INTEGRADA, HACIENDO QUE LAS COSAS PASEN"
Este año ¿lo lograremos?
Mario López Oliva

lunes, 10 de noviembre de 2008

"Me puse el desafío de volver a correr"

Lanacion.com (Argentina) - Argentina

En plena rehabilitación, a tres meses de su accidente, Jacinto Herrera piensa empuñar la fusta de nuevo



Por Carlos Delfino
De la Redacción de LA NACION

Jacinto Herrera sigue dando pasos firmes en su recuperación. Se nota ya al oír su voz del otro lado del teléfono, mientras reposa en su casa durante la tarde. Por la mañana, por tres horas, como sucede de lunes a viernes desde hace tres semanas, cumplió en una clínica de Beccar con la rutina asignada por el grupo que comanda Mario Raiman, el doctor que conoce su historia clínica al detalle y asiste al peruano y muchos otros jockeys accidentados.

"Hago kinesiología, trabajos de estimulación, ejercicios de fuerza. Y ahora voy a empezar a hacer pileta. Perdí mucho peso y por eso me siento débil. Bajé entre ocho y diez kilos mientras estuve internado. Era un esqueleto", relata el jinete. Enseguida sonríe y revela que los médicos pusieron énfasis en que consuma muchas calorías. "El otro día me vieron en casa comiendo dulce de leche y se sorprendieron. Nunca me gustó demasiado. No soy amante de los alimentos que empalagan", comenta, y deja al desnudo que se le abrió el apetito, pero no se tentó de poner una cama al lado de la heladera.

Mañana se cumplirán tres meses de su rodada en San Isidro, cuando salió despedido de la montura de Soy Compadrona y sufrió una fractura en una vértebra de la zona sacra. Luego se conoció que, además, presentó una hemorragia, tenía agua acumulada en un pulmón y hasta debió ser intervenido para hacerle una cauterización en una arteria. Casi sesenta días estuvo internado. Primero en el Hospital Universitario Austral, en Pilar, y luego en un centro de rehabilitación en La Horqueta.

"Voy lento, no tengo apuro. Sé que adelanto y eso es lo que vale, porque no hay plazos. Ya me pude parar, ahora me muevo un poco en casa y si veo que resisto tal vez lo acompañe al Bebe [Frenkel] a Palermo el día del Nacional. Hasta hace unos días me movía sólo en silla de ruedas. Ahora me ayudo con un andador", dice Jacinto, cuyo contacto con las carreras es mínimo desde que se accidentó. "Sólo vi el Jockey Club. No estoy demasiado atento a lo que pasa en los hipódromos", sostiene quien tuvo incidencia en la designación de Horacio Karamanos como su reemplazante en la silla de los caballos de La Quebrada "hasta que regrese o tome una determinación". Entre ellos no hablaron aún.

Por estas horas, Herrera disfruta de la familia. Sus cuatro hijos ?Rafael, Carolina, Sebastián y el pequeño Santiago? y María, su esposa, también le sacan el jugo a ese hecho infrecuente de tenerlo cerca a toda hora. La vida del jockey, se sabe, es sacrificada y eso incluye el tiempo que demanda la profesión en la Argentina, con actividad intensa mañana, tarde y noche.

"Me puse el desafío de volver a correr y estoy dando los pasos necesarios para eso", asegura el limeño. El año próximo se cumplirán dos décadas de su llegada al país, tentado por Hernán Ceriani Cernadas. Acaso pueda festejarlo reencontrándose con el lugar en el mundo que más le gusta, la adrenalina de guiar a un pura sangre de carrera.



Publicar un comentario en la entrada

Caballos y Opinion. Video News

google287c94251aa248c6.html

Racehorses get jet lag when traveling?

Racehorses get jet lag when traveling? por CNN_International Horses are flown around the world to compete and that raises a few intriguing questions. Andrew Stevens reports.
Racehorses get jet lag when traveling? por CNN_International